La Red de Consumidores de Nicaragua

Que Nicaragua es un país asolado por las guerras, la naturaleza y el hambre es un hecho de sobra conocido en el mundo. Que desde hace 12 años es un país de puertas abiertas de par en par al saqueo de las transnacionales y de las élites criollas es un aspecto menos discutido de su realidad: El PIB por habitante del país es hoy en día la mitad (500 U$D) de lo que fue entre 1970 y 1979, y es aún menor de lo que fue como promedio en la década de los años ochenta (unos 670 U$D), en los que una criminal guerra de baja intensidad costó la vida a más de 100.000 nicaragüenses.1

Cada nicaragüense, desde el último recién nacido hasta el último anciano, debe poco más de 1.300 dólares a la banca extranjera, mientras que por cada 100 dólares que el país exporta, 50 son destinados al pago de dicha deuda.2

Hace apenas cuatro años, el 20% más rico de la población consumía el 54% de la riqueza, mientras que el 20% más pobre consumía la décima parte, o sea sólo un 5,4% de las mismas.3 En los últimos años esas tendencias no han hecho más que acentuarse.

La familia Somoza, que mantuvo al país como su hacienda privada entre 1934 y 1979, amasó una fortuna de cientos de millones de dólares durante sus cuarenta años de reinado. En sólo 5 años de gobierno (1997-2002), el ex-presidente Arnoldo Alemán ha acumulado una fortuna similar.

Según un estudio realizado por más de 300 ONGs4 al dejar su cargo Alemán entregó un país con una tasa de desempleo del 54%, donde "un 56% de los nicaragüenses carece de recursos para cubrir los gastos por enfermedad y solo el 30% de las personas que inician la primaria llegan a completar su ciclo escolar." Ese mismo estudio se hace eco de las afirmaciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas, en el sentido de que "dentro de diez años que el número de pobres en Nicaragua se incremente en medio millón más." La población actual del país es de 5 millones, de los cuales unos 3,5 millones (65-70%) ya son pobres.5

Alemán no está solo en su meteórico ascenso a las cumbres del poder económico: le siguen toda una clase política y una oligarquía que se han beneficiado directa o indirectamente de la aceptación más o menos tácita de las prescripciones de la embajada estadounidense y los organismos financieros internacionales.

En junio de este año, el periódico La Prensa informaba que "los ex presidentes Daniel Ortega, Violeta Barrios de Chamorro y Arnoldo Alemán, reciben del Estado una renta neta de 95,842 córdobas (unos 6,600 dólares estadounidenses al cambio actual), en tanto que los ex vicepresidentes Sergio Ramírez, Virgilio Godoy y Enrique Bolaños […] reciben mensualmente la suma neta de 80,539 córdobas, que equivale a unos 5,500 dólares."6 Cabe agregar que Bolaños y Ortega ocupan actualmente cargos públicos y reciben jugosos salarios por esa razón: El primero es Presidente de la República, mientras que el segundo es jefe de la bancada sandinista.

La adecuada retribución de las élites criollas es una condición indispensable para imponer una serie de políticas totalmente contrarias a los intereses del resto de la sociedad: En los últimos 12 años se ha llevado adelante un violento proceso de 'apertura' del país a los intereses de los capitales euroestadounidenses: El marco legal que rige el establecimiento de los capitales extranjeros en el país les ofrece amplias garantías de exenciones fiscales y reglas laxas para el empleo.7 Durante la última década se han establecido en el país zonas de 'libre' comercio, conocidas como maquiladoras en las que subcontratistas coreanos y taiwaneses pueden introducir materias primas libres de impuestos para ser ensambladas por una mano de obra nicaragüense que trabaja en condiciones de virtual esclavitud en las que está prohibida toda actividad sindical.

Otro aspecto de la penetración de los capitales extranjeros en Nicaragua se da en el caso de las privatizaciones: En los últimos doce años, el país ha visto como se han vendido las empresas y los bienes del estado como ENITEL (telecomunicaciones) y ENEL (energía). Todo esto 'en las narices del FSLN'.8 Empresas extranjeras como la española Unión FENOSA, luego de haber comprado a precios irrisorios servicios básicos como el de la distribución de energía eléctrica, proceden a establecer tarifas arbitrariamente altas, seguros de que la población estará obligada de todas formas a consumir sus servicios.

Un alto asesor económico del actual presidente explica que los organismos internacionales se lavan las manos ante las protestas de la población: "Digo que se han lavado las manos porque ellos dicen que no tienen nada que ver con la privatización del gobierno, pero el proceso fue supervisado por ellos…9 "
Este proceso de saqueo de la economía nacional por el capital extranjero y especialmente estadounidense está inserto dentro de la lógica regional del Plan Puebla-Panamá, tendiente a convertir a toda la región, desde el sur de México hasta Panamá, en una zona de 'libre comercio' para los capitales estadounidenses con un consecuentemente acelerado proceso de desruralización de la población centroamericana.

En Nicaragua hoy en día, la inmensa mayoría de la población se ve amenazada por la política irresponsable y entreguista de sus gobernantes. Falta de referentes de lucha creíbles entre las organizaciones políticas establecidas, buscan mecanismos de resistencia, participación y organización que les permitan revertir un proceso que, según las palabras del investigador mexicano Andrés Barrera10 significaría la 'africanización' de Nicaragua y del istmo centroamericano.

Una de las organizaciones más beligerantes hoy en día en las protestas contra las privatizaciones y todas las expresiones del actual modelo de saqueo del país es la Red Nacional de Consumidores de Nicaragua. Esta red parte de las necesidades sentidas de la población (alza de los productos y servicios básicos, etcétera) para impulsar una discusión amplia de los problemas de la economía nicaragüense y centroamericana entre la población y exigir del gobierno y de los partidos políticos la toma de posiciones más consecuentes con los intereses del país.

La Red de Consumidores.

En Nicaragua existieron algunas expresiones de consumidores organizados desde los años 70s, pero no es sino hasta inicios de la década de los 90s que surge una iniciativa en ciertos municipios del país que da lugar a la formación de las primeras organizaciones locales de consumidores. Este movimiento surge a la luz con el impulso y discusión de la Ley de Defensa del Consumidor que fue aprobada finalmente en 1994 y reglamentada hasta 1998. Pero por diversas razones las asociaciones referidas fueron perdiendo dinamismo a lo largo de esa década, y es hasta mediados de 2001 y ante el deterioro creciente de las condiciones de vida, que casi todas esas organizaciones de base decidieron organizarse, con miras a constituir un movimiento social, en torno a la Red Nacional de Consumidores de Nicaragua.

En este primer año de vida, la Red ha logrado constituirse en un referente indiscutible en el debate en torno a las condiciones de vida de la población, así como en torno a la lucha contra las privatizaciones y en la crítica y propuestas alternativas frente a las organizaciones políticas tradicionales.

Como parte de su accionar, la Red ha logrado asimismo dar impulso a nuevas organizaciones locales de consumidores, así como promover la formación de grupos con organizaciones flexibles en los cuatro puntos cardinales del país. Los métodos utilizados por la Red han ido desde las denuncias sistemáticas en medios de comunicación de amplia audiencia, jornadas de información puntual sobre temas sensibles a la población, realización de reclamos colectivos, de 'plantones' frente a oficinas gubernamentales y empresas proveedoras de los servicios públicos, hasta el impulso de campañas masivas de discusión de los problemas del país con la población, la presencia cotidiana en los medios de comunicación y la presentación de recursos de amparo, administrativos e inconstitucionales ante la Corte Suprema de Justicia.

La Red ha tomado parte activa de la organización del Tercer Foro Mesoamericano contra el Plan Puebla-Panamá, que contó con la participación de cientos de organizaciones sociales de la Región Centroamericana y de Latinoamérica para discutir estrategias alternativas al Plan. Pero también sus representantes están participando de forma sostenida en los diversos espacios de discusión promovidos en diferentes partes de Nicaragua desde iniciativas sociales, ONGs, gremios y Agencias de Cooperación, donde dan a conocer los puntos de vista de la Red de Consumidores respecto a las demandas mas sentidas de los usuarios, explican sus enfoques acerca de las políticas públicas, los problemas socioeconómicos y prioridades del país.

En ese sentido la Red de Consumidores ha logrado incidir en la modificación de la agenda política del país que hasta hace un año no integraba las demandas populares. Las reivindicaciones más concretas en las que ha estado presente la Red han girado en torno a las alzas de servicios y productos básicos como la electricidad, el agua, el transporte colectivo, teléfonos, el pan y la canasta básica, así como enfrentando las privatizaciones y en luchas contra las diversas formas de corrupción.

Buena parte del esfuerzo de la Red ha girado en torno a las jornadas reivindicativas especiales contra las alzas unilaterales aplicadas por la trasnacional española Unión FENOSA, que monopoliza el servicio de distribución de energía eléctrica. En este caso han logrado poner en cuestión los métodos ilegales11 utilizados por el gobierno para privatizar dicho servicio12 , así como la deficiente atención que dan al mantenimiento del sistema eléctrico, las fallas frecuentes en el fluido, el cobro de un alumbrado público inexistente y la puesta en práctica de amañados procedimientos para incluir muchos cobros ilegales en las facturas de los usuarios. Esta experiencia de lucha ha posibilitado la organización y movilización de seis barrios y asentamientos donde sus pobladores de forma masiva han presentado reclamos y realizado protestas frente a Unión FENOSA y al ente rector INE, dando como resultado preliminar la prohibición del cobro por "energía no registrada" y se presione a la trasnacional a mejorar la atención al público frente a miles de demandas divulgadas.

Otra jornada reivindicativa de envergadura también vinculada al sector de la electricidad ha sido la luchacontra la privatización de la empresa Hidrogesa con las plantas hidroeléctricas de Apanás y Santa Bárbara, ubicadas en Jinotega y Matagalpa, que dejarían un 80% de la producción de energía eléctrica en manos del consorcio estadounidense Coastal Power13 . En este sentido, además de acciones de protesta, movilizaciones en los poblados norteños y de abundantes proclamas en los medios, la Red presentó un Recurso Administrativo la Corte Suprema y otro de Amparo ante el Tribunal de Apelaciones, para agotar los medios legales de resolución del conflicto y al menos poner trabas a la aplicación de la medida. El nivel de movilización fue tal que obligó a la Contraloría General de la República a suspender la privatización por tres meses14 y con fecha del 4 de septiembre a decretar la nulidad total de esa decisión gubernamental.

La presión y el rechazo desatado contra las medidas antipopulares del gobierno de "vender" HIDROGESA, coincidió con una nueva jornada contra la privatización del agua, a partir de que la Red de Consumidores denunció los planes inmediatos del gobierno para privatizar la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillado, ENACAL, a favor de trasnacionales de reconocida trayectoria lesiva a los derechos de los usuarios, con malas experiencias en Estados Unidos y otros países latinoamericanos. La oportuna denuncia y protestas organizadas por la Red de Consumidores logró movilizar a importantes sectores sociales del país y generar una opinión que obligó a los diputados a hacer ciertas concesiones como fue aprobar una Ley que prohibe otorgar concesión de agua o de recursos hídricos hasta que no exista una Ley Especial que regule este sector.

Esta es una tregua que puede durar seis meses, y a partir de ella la Red ha convocando a un proceso de consulta que permita elaborar una propuesta propia para la referida Ley de Aguas, donde se integre el planteamiento de los consumidores sobre las políticas a aplicar en el uso de los recursos hídricos y se continúe incidiendo para evitar la privatización de este vital recurso15 .

Además de la suspensión de venta de las empresas hidroeléctricas y de la distribuidora de agua en el occidente y norte del país, recientemente hubo un acuerdo entre los diputados del PLC y del FSLN para desgravar 56 productos de la canasta básica, entre ellos el consumo doméstico de energía eléctrica16 hasta los 150 kw/h., impuesto que desde hace un año la Red de Consumidores demanda suprimir porque Nicaragua el único país de la región donde se castiga con IGV el consumo domiciliar de energía, pero esta medida es apenas una solución parcial. Los representantes de la Red de Consumidores también han presionado a los Magistrados y Cuerpo de Contralores para que se pronuncien contra los abusos que afectan a los usuarios y al menos han obtenido el compromiso de estos últimos para realizar auditorías a las cuentas de facturación de Unión FENOSA, ENACAL y de los entes rectores de Energía y Agua, a fin de contrarrestar la ola de abusos por cobros indebidos.

Sin embargo, para Ruth Herrera17 , Coordinadora de la Red de Consumidores, "La desgravación de la canasta básica, es una conquista temporal y no se debe a la bondad de los diputados, sino al momento que vive el país y al ascenso de la presión que han venido realizando distintos sectores de la población." Según la dirigente, "una verdadera reforma tributaria buscaría coherencia en las decisiones de política económica, señalando que una verdadera reforma fiscal debe hacer más énfasis en los impuestos directos que en los indirectos y estimular el fortalecimiento de la pequeña y mediana industria y a los productores de granos básicos, dándoles asistencia técnica y créditos… el gobierno quiere recaudar aceleradamente para pagar la deuda interna a los bancos, para abonar a la deuda externa y para arreglarse con el FMI…"

Otro de los temas que han ocupado la atención de la Red de Consumidores ha sido el de la corrupción. Este eje también ha formado parte de la agenda pública desde hace ya varios años, pero siempre ha sido utilizado como un arma política para atacar a los adversarios de turno y como una forma de justificar los problemas del país. En este sentido, el planteamiento de la Red es que se deben atacar las causas del problema, que radican en el sistema político y económico.

Según Ruth Herrera, "Ahora se llama Arnoldo Alemán, pero dentro de dos años se va a llamar de otra manera, y a los nicaragüenses nos van a estar dando atol con el dedo y mostrándonos un circo distinto". La dirigente afirma que hay que acabar con las prebendas y el caudillismo en el sistema político, pero que también el FMI y el BID "…han aceptado, tolerado y financiado estas reglas de juego. Entonces la corrupción que ha demostrado tener Alemán, la van a tener otros si no se cambian esas reglas…"18 . De continuar imperando este sistema prebendario, el próximo presidente va a decir que no puede gobernar porque el gobierno actual le dejó las arcas vacías, el país endeudado, una inmensa pobreza, "Ese cuento ya se hizo crónico, lo dijo el gobierno sandinista, el de doña Violeta, el de Alemán y ahora lo dice don Enrique. Entonces, se pregunta, ¿para qué corren como candidatos a la presidencia si ya saben que este país no se puede gobernar? El problema de fondo es que hay que cambiar las reglas de la administración pública, insiste.

En ese sentido la Red de Consumidores también ha exigido al gobierno que dé respuestas al problema de hambruna que diezma a la población campesina de las zonas cafetaleras cuya economía ha colapsado a partir de la quiebra en los cultivos de café a causa de los bajos precios internacionales de este producto y de las continúas sequías.

Señala Ruth Herrera que "no puede el Ejecutivo abandonar sus responsabilidades gubernamentales y dedicar todos los recursos y esfuerzos solamente a perseguir de Alemán y sus allegados, que deben mostrar capacidad para encarcelar a los corruptos sin tener paralizado el Estado, donde se requieren políticas y programas económicos y sociales con carácter de emergencia". Hasta ahora han transcurrido casi nueve meses del nuevo gobierno y aún no se logra que despegue la administración pública y la actividad económica del sector privado, pero también resulta preocupante que el Ejecutivo solamente muestra preocupación por las demandas del gran sector empresarial (trasnacionales, banqueros, azucareros, importadores, etc) con quien el gobierno tiene el compromiso de pagar la deuda interna aún a cambio de un colapso total en la economía.

En resumen, ella hace un llamado a no olvidar que los movimientos sociales deben tomar la iniciativa para lograr la movilización popular a fin presionar un cambio a favor de las mayorías: "Creo que la movilización popular debe darse para combatir la corrupción, pero también para reivindicar los intereses populares. La movilización no se puede enajenar solamente en una de estas acciones". La Red continúa apostando a tener agenda propia a partir de que mas núcleos de la población nicaragüense se sumen a las luchas por sus problemas mas sentidos, mientras tomen distancia de las manipulaciones partidarias que de nada han servido a este sufrido pueblo centroamericano.

1 Secretaría Técnica de la Presidencia de la República: Indicadores Económicos y Sociales (Anexo 1)
2 ibid.
3 Ibid.
4 La Prensa, 7 de enero de 2002: Arnoldo Alemán deja una herencia de pobreza y desempleo en Nicaragua
5 Proyecto "Promoción de Políticas de Género" GTZ Managua, Diciembre 1997: CARACTERIZACIÓN DE LA POBREZA EN NICARAGUA Y PERSPECTIVA DE GENERO
6 La Prensa, miércoles 19 de junio de 2002: Las pensiones de gracia
7 F.A. Arias & Muñoz: Central American Law Firm
8 El Nuevo Diario, 22 de julio de 2002: Investigador de la UNAM de México: Privatizaciones hundirán el país
9 Red de Consumidores de Nicaragua (http://nuevaradio.org/comsunica): Secretario técnico de Presidencia: BID se lava las manos
10 El Nuevo Diario, 22 de julio de 2002: ibid.
11 Red de Consumidores de Nicaragua: Ruth Herrera: "FENOSA quiere chantajear al gobierno" – Contrato de privatización de distribución de la energía pasó por encima de la Ley de Energía
12 Red de Consumidores de Nicaragua: Dr. Alejandro Martínez Cuenca: Gobierno obligado a revisar venta ENITEL
13 Red de Consumidores de Nicaragua: Estado promueve monopolios eléctricos privados – Venta de plantas una catástrofe
14 Red de Consumidores de Nicaragua: Suspenden venta de HIDROGESA
15 La Prensa del 26 de agosto de 2002
16 Red de Consumidores de Nicaragua: Desgravada toda la canasta básica y Aprobada la reforma Tributaria: Canasta básica desgravada
17 Red de Consumidores de Nicaragua: Diputados actuaron por presiones, no por buenos
18 Red de Consumidores de Nicaragua: Eliminar las causas del origen de la corrupción

(Publicado en Liberación, entre otros)  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s