Cumbre CELAC: Puerto Rico avanza en la agenda latinoamericana

Por Wilma E. Reverón Collazo *, Claridad.

La III Cumbre de la CELAC se apartó de lo establecido en dos aspectos: la incorporación del presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos Martínez a la delegación de Nicaragua y la controversia ocasionada por ello, así como la adopción de la Declaración de Belén con la inconformidad de un país, Barbados. Por primera vez no hubo un consenso unánime en la adopción de la declaración final.

En cuanto al tema de la descolonización de Puerto Rico, éste ha sido siempre uno de los temas más controvertibles en la CELAC. Repasando la historia de este organismo, recordamos que la primera reunión donde se acordó la creación del organismo, que tuvo lugar en Cancún, México en el 2011, la declaración entonces adoptada no tenía mención alguna del problema del colonialismo y muchísimo menos del tema de Puerto Rico.

Asimismo, en la reunión constitutiva de la CELAC en marzo del 2012 en Caracas, que se llevó a cabo bajo la presidencia del Presidente de Venezuela, Comandante Hugo Chávez, el único jefe de estado que hizo mención del tema del colonialismo en Puerto Rico fue el Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega. En esto Ortega ha sido consistente, trayendo el tema de Puerto Rico en cada oportunidad como también lo hizo en la pasada Cumbre de Las Américas.

No fue hasta la I Cumbre de Jefes y Jefas de Estado de la CELAC celebrada en Santiago de Chile en el 2013 que por primera vez se adopta un párrafo sobre Puerto Rico, reconociendo su carácter latinoamericano y caribeño y expresando que es un asunto de interés de la CELAC. En dicha cumbre es que hacen pronunciamientos sobre Puerto Rico otros jefes de estado como el Presidente de Cuba, Comandante Raúl Castro y los presidentes Hugo Chávez y Daniel Ortega.

En ninguna de estas reuniones y cumbres hubo presencia de puertorriqueños en ninguna capacidad. Para la de La Habana viajó una numerosa delegación del MINH y el MUS y separadamente una delegación del PIP, sin que se tuviera acceso a los trabajos de la Cumbre.

Es en esta III Cumbre de Jefes de Estado de la CELAC que por primera vez hay presencia de independentistas puertorriqueños, el PIP como parte de la delegación de Nicaragua y la que escribe como corresponsal de Claridad.

¿Qué significa la participación del PIP en el plenario de la III Cumbre de la CELAC? La acertada participación del presidente del PIP, Rubén Berríos Martínez, rompió gran parte de un impenetrable muro de silencio que EEUU ha mantenido sobre el tema del colonialismo en Puerto Rico. Si bien es cierto que la noticia no fue reseñada en los principales medios internacionales que han mantenido una indiferencia organizada a las reuniones de la CELAC, la controversia suscitada entre el presidente de Costa Rica, Guillermo Solís, y el presidente Daniel Ortega, por la participación de Berríos en la Cumbre, ocupó la atención de los medios allí presentes, mayormente locales, con la siempre notable excepción de Telesur, en las conferencias de prensa posteriores a los plenarios del miércoles 28 y el jueves 29 de enero. El único medio internacional que preguntó sobre el asunto fue CNN al presidente de Ecuador, Rafael Correa, el día 29.

El presidente Solís, con el que coincidió el presidente Correa en sus contestaciones a las preguntas sobre el diferendo entre Solís y Ortega, expresaron que se creaba un precedente peligroso. Correa fue más explícito y dijo que esto abría la puerta a que cualquier país en cualquier reunión trajera a cualquier persona. Puso como ejemplo que EEUU no puede traer un representante del Reino Unido en otros foros como el de la Cumbre de las Américas para hablar sobre Las Malvinas.

En el balance de las cosas, para la causa de la descolonización de Puerto Rico el saldo fue positivo. Habrá que esperar a ver si el temor expresado por Correa se produce.

Otra ganancia para Puerto Rico fueron las expresiones del presidente Correa, ya en su capacidad de Presidente de la CELAC, apoyando las iniciativas de Nicaragua y Venezuela para que Puerto Rico se convierta en miembro de la CELAC. Lo que está por verse es quién o quienes serían los representantes de Puerto Rico. ¿Aceptarían al Estado Libre Asociado de Puerto Rico? ¿Recaería la representación en una sola organización independentista como el PIP? ¿Sería el asiento de una representación amplia del independentismo? Mientras no haya un Puerto Rico independiente, ¿todas estas alternativas se estarán considerando?

Otra gran interrogante que queda es, ¿cuáles son los países que se oponen a la consideración más amplia del tema de Puerto Rico? En conferencia de prensa, el vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano, dijo que el lenguaje incluido en la Declaración de Belén era el máximo aceptable por consenso. Se ha mantenido un hermetismo sobre los países que se opusieron a la participación de Berríos, pero en un periódico de oposición nicaragüense se identifican como Brasil, Panamá, Colombia, Argentina y Ecuador. De la experiencia vivida en el trabajo internacional hemos de suponer que se trata de los países miembros de la Alianza del Pacífico (México, Perú, Chile y Colombia), el esfuerzo organizado por EEUU de romper de alguna manera su aislamiento de los nuevos grupos regionales (UNASUR, MERCOSUR, ALBA-TCP) y de tener algunos aliados dentro de la CELAC. El presidente de Costa Rica, Guillermo Solís, invocó la posición oficial de EEUU como razón para que CELAC no se ocupe del tema, esto es, que sólo los puertorriqueños deben expresarse sobre este asunto. Lo único que le faltó decir es que ése es un asunto interno o doméstico de EE.UU., la coletilla siempre añadida por el Departamento de Estado de Estados Unidos cuando tiene que enfrentarse al tema en la palestra internacional.

Preocupa, por otro lado, la movida de Barbados de expresarse inconforme con el lenguaje de la Declaración de Belén en el último momento de la plenaria de jefes de estado, después de haber estado participando y debidamente representado en todo el proceso de redacción y consensuación de la declaración final y las declaraciones especiales. Esto apunta a un intento de parte de los anglosajones (EE.UU. y Reino Unido) de crear disensión en el seno de la CELAC.

El presidente Ortega anunció que llevaría al Presidente del PIP a la próxima Cumbre de las Américas donde sí participan EE.UU. y Canadá. Se debe anticipar que ya estarán en movimiento los operativos de EE.UU. para evitar que esto ocurra o que incluyan en su delegación a representantes del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico o, incluso, del sector anexionista como Pedro Pierluisi. Hacer esto pondría nuevamente el tema de la descolonización de Puerto Rico en el ojo de la tormenta, esta vez inevitablemente frente a los medios internacionales que hasta ahora han optado por ignorar el asunto.

En otra acción para promover aún más el tema y en previsión de las posibles objeciones que pudiera levantar la incorporación de Berríos Martínez a la delegación de Nicaragua, el presidente Ortega ha emitido un pronunciamiento ejecutivo designando al Presidente del PIP su asesor sobre el tema de descolonización. Así se formaliza su participación como integrante de la delegación de Nicaragua a la Cumbre de las Américas y a futuras cumbres de la CELAC, movida brillante por demás y que evidencia el compromiso inquebrantable que tiene Nicaragua con la lucha por la independencia de Puerto Rico.

* La autora es abogada y Co-presidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s