La Cumbre en Panamá y Occidente

Por tortilla con sal.

En América Latina y el Caribe, la mayoría de la información noticiera y discusión intelectual siguen dando un peso indebido a las premisas del debate político y económico del Occidente. En la Cumbre de las Américas en Panamá, una generación de dirigentes inspirada por Fidel y la Revolución Cubana cuestionaron de nuevo, quizás de una manera más unida que nunca, ambos el poder económico occidental y sus pretensiones morales e intelectuales. En ese contexto, es imposible repetir suficientemente una realidad fundamental.

Es el mundo mayoritario de Asia, África y América Latina que siempre ha pagado el costo humano del desarrollo político y económico del Occidente. Como Daniel Ortega señaló en su intervención en Panamá, esa realidad fundamental no ha cambiado. Daniel hablaba más directamente del gobierno de los Estados Unidos, pero sus observaciones se aplican también a Europa Occidental.

Esa incuestionable realidad hace que mucha gente del mundo mayoritario miren a Norte América y Europa no como fuentes de posibles modelos para emular, sino como ejemplos de qué se debe de evitar. De esto, la Alianza Bolivariana de las Américas es la demostración más evidente y concreta en América Latina y el Caribe. Diseñada por Fidel y Hugo Chávez, ALBA es un marco político muy práctico que prioriza el desarrollo del ser humano en oposición a la avaricia corporativa.

Es por ese motivo que los dirigentes norteamericanos y europeos satanizan a Nicolas Maduro y las demás dirigentes de los países del ALBA. Tampoco es un accidente que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe pronosticó hace poco que Bolivia y Nicaragua serán entre los líderes del crecimiento económico en 2015. Es imposible para los gobiernos occidentales y sus dueños corporativos suprimir el reconocimiento general de los logros y el ejemplo del ALBA.

Mientras sus élites oligarcas siguen extrayendo los costos de su poder y privilegios de sus pueblos en vez de re-invertir su deuda histórica al resto del mundo en los pueblos y en el planeta, Norte América y la Unión Europea quedarán estancadas en su crisis política y económica. Las élites corporativas occidentales ya no pueden financiar tan fácilmente el desarrollo de sus países por medio de una inhumana explotación desmesurada de Asia o de América Latina. Desgraciadamente, todavía hacen lo que quieren en África.

La gente del mundo mayoritario observan que las poblaciones de Europa y Norte América son cada vez más víctimas de un asalto deliberado a su nivel de vida de parte de sus gobiernos controlados por las grandes corporaciones occidentales. Grecia es solamente el ejemplo más obvio. A lo largo de Norte América hay ciudades enteras que han experimentado el mismo sádico saqueo. Ese asalto económico doméstico se acompaña por una cada vez más profunda militarización de la política exterior con guerras apoyados por el Occidente en Ucrania y Yemen que amenazan a Rusia e Irán respectivamente.

La política exterior estadounidense sigue un patrón. Por un lado ofrece una oportunista apertura mientras por otro lado impulsa una cínica agresión. Así que el gobierno del Presidente Obama saluda el progreso de las negociaciones nucleares con Irán a la vez que en Siria y Yemen ataca a las fuerzas de la región aliadas con Irán. En América Latina, el gobierno estadounidense finge la amabilidad con Cuba mientras desestabiliza ferozmente a Venezuela, Argentina y Brasil. Puede ser que la Cumbre en Panamá fue otro señal más del declive estadounidense en la región, pero no demostró ningún cambio en su corazón imperialista.

DECLARACIÓN DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE LA REPÚBLICA DE CUBA

Raúl y Maduro

El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba ha conocido la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva emitida por el Presidente de los Estados Unidos contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que califica a este país como una amenaza a su seguridad nacional, en represalia por las medidas adoptadas en defensa de su soberanía frente a los actos injerencistas de autoridades gubernamentales y del Congreso estadounidense.

¿Cómo amenaza Venezuela a Estados Unidos? A miles de kilómetros de distancia, sin armas estratégicas y sin emplear recursos ni funcionarios para conspirar contra el orden constitucional estadounidense, la declaración suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen.

Sin embargo, semejante pronunciamiento en un año en que se realizarán elecciones legislativas en Venezuela reafirma, una vez más, el carácter injerencista de la política exterior estadounidense.

La gravedad de esta acción ejecutiva ha puesto en alerta a los gobiernos de América Latina y el Caribe que en enero de 2014, en la Segunda Cumbre de la CELAC en La Habana, declararon a la región como Zona de Paz y repudiaron cualquier acto que atente contra ello, pues acumulan suficientes experiencias de intervencionismo imperial en su historia.

El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba reitera nuevamente su incondicional apoyo y el de nuestro pueblo a la Revolución bolivariana, al gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro Moros y al heroico pueblo hermano de Venezuela.

Nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de un Estado soberano ni a declararlo, sin fundamento alguno, como amenaza a su seguridad nacional.

Así como Cuba nunca estuvo sola, Venezuela tampoco lo estará.

La Habana, 9 de marzo de 2015

Bloqueo de EE.UU. contra Cuba debe cesar para restablecimiento de relaciones

teleSUR.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, afirmó que el bloqueo económico y financiero de EE.UU. contra la isla debe cesar para el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Durante su intervención en la III cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Castro sentenció que “no se debe pretender que Cuba renuncie a sus ideales de independencia y libertad ni a sus principios en el proceso de las relaciones diplomáticas con el país norteamericano”.

Cuba reiteró su disposición de normalizar las relaciones diplomáticas con EE.UU. pero aseguró que “el principal problema no ha sido resuelto, el bloqueo económico y financiero, una violación de los derechos humanos, por tanto, debe cesar”.

Fidel Castro: Para mis compañeros de la Federación Estudiantil Universitaria

Fidel

Por Fidel Castro Ruz, Cubadebate.cu

Queridos compañeros:

Desde el año 2006, por cuestiones de salud incompatibles con el tiempo y el esfuerzo necesario para cumplir un deber —que me impuse a mí mismo cuando ingresé en esta Universidad el 4 de septiembre de 1945, hace 70 años—, renuncié a mis cargos.

No era hijo de obrero, ni carente de recursos materiales y sociales para una existencia relativamente cómoda; puedo decir que escapé milagrosamente de la riqueza. Muchos años después, el norteamericano más rico y sin duda muy capaz, con casi 100 mil millones de dólares, declaró ―según publicó una agencia de noticias el pasado jueves 22 de enero—, que el sistema de producción y distribución privilegiada de las riquezas convertiría de generación en generación a los pobres en ricos.

Desde los tiempos de la antigua Grecia, durante casi 3 mil años, los griegos, sin ir más lejos, fueron brillantes en casi todas las actividades: física, matemática, filosofía, arquitectura, arte, ciencia, política, astronomía y otras ramas del conocimiento humano. Grecia, sin embargo, era un territorio de esclavos que realizaban los más duros trabajos en campos y ciudades, mientras una oligarquía se dedicaba a escribir y filosofar. La primera utopía fue escrita precisamente por ellos.

Observen bien las realidades de este conocido, globalizado y muy mal repartido planeta Tierra, donde se conoce cada recurso vital depositado en virtud de factores históricos: algunos con mucho menos de los que necesitan; otros, con tantos que no hallan qué hacer con ellos. En medio ahora de grandes amenazas y peligros de guerras reina el caos en la distribución de los recursos financieros y en el reparto de la producción social. La población del mundo ha crecido, entre los años 1800 y 2015, de mil millones a siete mil millones de habitantes. ¿Podrán resolverse de esta forma el incremento de la población en los próximos 100 años y las necesidades de alimento, salud, agua y vivienda que tendrá la población mundial cualquiera que fuesen los avances de la ciencia?

Bien, pero dejando a un lado estos enigmáticos problemas, admira pensar que la Universidad de La Habana, en los días en que yo ingresé a esta querida y prestigiosa institución, hace casi tres cuartos de siglo, era la única que había en Cuba.

Por cierto, compañeros estudiantes y profesores, debemos recordar que no se trata de una, sino que contamos hoy con más de cincuenta centros de Educación Superior repartidos en todo el país.

Cuando me invitaron ustedes a participar en el lanzamiento de la jornada por el 70 aniversario de mi ingreso a la Universidad, lo que supe sorpresivamente, y en días muy atareados por diversos temas en los que tal vez pueda ser todavía relativamente útil, decidí descansar dedicándole algunas horas al recuerdo de aquellos años.

Me abruma descubrir que han pasado 70 años. En realidad, compañeros y compañeras, si matriculara de nuevo a esa edad como algunos me preguntan, le respondería sin vacilar que sería en una carrera científica. Al graduarme, diría como Guayasamín: déjenme una lucecita encendida.

En aquellos años, influido ya por Marx, logré comprender más y mejor el extraño y complejo mundo en que a todos nos ha correspondido vivir. Pude prescindir de las ilusiones burguesas, cuyos tentáculos lograron enredar a muchos estudiantes cuando menos experiencia y más ardor poseían. El tema sería largo e interminable.

Otro genio de la acción revolucionaria, fundador del Partido Comunista, fue Lenin. Por eso no vacilé un segundo cuando en el juicio del Moncada, donde me permitieron asistir, aunque una sola vez, declaré ante jueces y decenas de altos oficiales batistianos que éramos lectores de Lenin.

De Mao Zedong no hablamos porque todavía no había concluido la Revolución Socialista en China, inspirada en idénticos propósitos.

Advierto, sin embargo, que las ideas revolucionarias han de estar siempre en guardia a medida que la humanidad multiplique sus conocimientos.

La naturaleza nos enseña que pueden haber transcurrido decenas de miles de millones de años luz y la vida en cualquiera de sus manifestaciones está siempre sujeta a las más increíbles combinaciones de materia y radiaciones.

El saludo personal de los Presidentes de Cuba y Estados Unidos se produjo en el funeral de Nelson Mandela, insigne y ejemplar combatiente contra el Apartheid, quien tenía amistad con Obama.

Baste señalar que ya en esa fecha, habían transcurrido varios años desde que las tropas cubanas derrotaran de forma aplastante al ejército racista de Sudáfrica, dirigido por una burguesía rica y con enormes recursos económicos. Es la historia de una contienda que está por escribirse. Sudáfrica, el gobierno con más recursos financieros de ese continente, poseía armas nucleares suministradas por el Estado racista de Israel, en virtud de un acuerdo entre este y el presidente Ronald Reagan, quien lo autorizó a entregar los dispositivos para el uso de tales armas con las cuales golpear a las fuerzas cubanas y angolanas que defendían a la República Popular de Angola contra la ocupación de ese país por los racistas. De ese modo se excluía toda negociación de paz mientras Angola era atacada por las fuerzas del Apartheid con el ejército más entrenado y equipado del continente africano.

En tal situación no había posibilidad alguna de una solución pacífica. Los incesantes esfuerzos por liquidar a la República Popular de Angola para desangrarla sistemáticamente con el poder de aquel bien entrenado y equipado ejército, fue lo que determinó la decisión cubana de asestar un golpe contundente contra los racistas en Cuito Cuanavale, antigua base de la OTAN, que Sudáfrica trataba de ocupar a toda costa.

Aquel prepotente país fue obligado a negociar un acuerdo de paz que puso fin a la ocupación militar de Angola y el fin del Apartheid en África.

El continente africano quedó libre de armas nucleares. Cuba tuvo que enfrentar, por segunda vez, el riesgo de un ataque nuclear.

Las tropas internacionalistas cubanas se retiraron con honor de África. Sobrevino entonces el Periodo Especial en tiempo de paz, que ha durado ya más de 20 años sin levantar bandera blanca, algo que no hicimos ni haremos jamás.

Muchos amigos de Cuba conocen la ejemplar conducta de nuestro pueblo, y a ellos les explico mi posición esencial en breves palabras.

No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos, sin que esto signifique, ni mucho menos, un rechazo a una solución pacífica de los conflictos o peligros de guerra. Defender la paz es un deber de todos. Cualquier solución pacífica y negociada a los problemas entre Estados Unidos y los pueblos o cualquier pueblo de América Latina, que no implique la fuerza o el empleo de la fuerza, deberá ser tratada de acuerdo a los principios y normas internacionales. Defenderemos siempre la cooperación y la amistad con todos los pueblos del mundo y entre ellos los de nuestros adversarios políticos. Es lo que estamos reclamando para todos.

El Presidente de Cuba ha dado los pasos pertinentes de acuerdo a sus prerrogativas y las facultades que le conceden la Asamblea Nacional y el Partido Comunista de Cuba.

Los graves peligros que amenazan hoy a la humanidad tendrían que ceder paso a normas que fuesen compatibles con la dignidad humana. De tales derechos no está excluido ningún país.

Con este espíritu he luchado y continuaré luchando hasta el último aliento.

Fidel Castro Ruz

Enero 26 de 2015

12 y 35 p.m.

Día para celebrar. Mañana, a seguir luchando

Por Jorge Capelán, TcS/RLP.
Hace ya 6 años, el 4 de noviembre de 2008, llegaba a La Habana para participar en la edición anual del Encuentro Internacional por la Liberación de Los 5 Héroes que hasta ahora se acostumbraba celebrar en la ciudad de Holguín. (¿Qué irá a pasar ahora con esos encuentros? ¿No se podrá seguir celebrándolos, pero por la Liberación de todos los pueblos?)
Recuerdo esa noche, recién llegado del aeropuerto, el ambiente de expectación que se respiraba en el lobby del hotel, en las calles y en los lugares públicos de la capital. No era para menos, ya que esa noche, con la victoria de Barak Obama sobre el republicano John McCain, por el 64.9% de los votos electorales, permitía pensar en un cambio en la política criminal que desde hacía más de 4 décadas el imperio venía ejecutando contra el pueblo cubano.
Que Obama verdaderamente fuese a llegar a hacer realidad de sus promesas electorales de atender las carencias sociales de su propio pueblo, y de ser menos belicoso contra los demás pueblos del mundo de lo que había sido el loco de Bush, éramos varios los que dudábamos, aunque todos lo deseásemos. En el lobby del hotel, tanto cubanos como extranjeros celebraron cuando por teleSUR se anunciaba el resultado de esa elección. Las mismas reacciones encontré en la calle cuando salí a dar una vuelta unos minutos más tarde.
En el caso de Cuba, la justicia tardó en llegar, pero llegó. Hoy Obama está dando los primeros pasitos para terminar con el bloqueo y nuestros cinco hermanos, los héroes antiterroristas, están de vuelta a Cuba con sus familias. Aún recuerdo la expresión de dolor y ternura de Doña Mirta, la mamá del héroe Antonio Guerrero, cuando en Holguín le alcancé un ejemplar de un libro de poemas de su hijo traducidos al sueco por un comité de solidaridad escandinavo al que estaba representando en aquella reunión.
La expresión de Doña Mirta al hojear aquel librito en un idioma incomprensible, pero con unos dibujos y una firma íntimamente cercanos, me hizo entender el océano profundo de sufrimiento por el que estaban pasando ella y el resto de familiares de Los Héroes. Al mismo tiempo, en esa expresión, también puder ver el espíritu de no dejarse caer, de seguir luchando, de confianza en una revolución y un pueblo forjados en una serie de principios capaces de resistir las mayores crueldades de los poderosos de la Tierra.
Hoy, Doña Mirta, y todos los familiares de los Cinco Héroes, han vuelto encontrarse con los que el imperio había secuestrado y encerrado en sus mazmorras. Hoy, como lo prometió Fidel, Los Cinco Héroes han vuelto a casa, y todos los que durante todos estos años, a lo largo y ancho del mundo, alguna vez distribuimos algún volante, o juntamos algún peso, o vendimos algún folleto, o dimos alguna charla, para que ellos puediesen regresar, también estamos celebrando junto con todo el pueblo cubano.
Celebremos hoy. Porque mañana tenemos que seguir trabajando duro para que Obama materialice y profundice sus anuncios hasta que el bloqueo sea una referencia histórica, para que los EEUU normalicen también sus relaciones con Venezuela y Bolivia, para que no destruyan al mundo y para que se den cuenta de una vez por todas que tienen que aceptar la independencia de Nuestra América.

Los EE.UU. y Suecia contra la CELAC

Por Jorge Capelán, RLP/TcS.
Los EE.UU., Suecia y una red de la ultraderecha latinoamericana participan activamente en una maniobra para sabotear la reunión de Jefes de Estado de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) de la mano de la CIA y de los sectores más recalcitrantes de la mafia anticubana de Miami.
Esta semana, la publicación chilena Crónica Digital, informa que la embajada sueca en Santiago y el tanque de ideas ultraderechista CADAL de Argentina, con el apoyo, faltaba más, de la EMBUSA, preparan para el jueves 24, dos días antes de que comience la Cumbre, una actividad denominada de “Promoción de la Solidaridad Democrática Internacional” que tendrá como principal objeto de ataque a la Revolución Cubana y al presidente Raúl Castro.
Los objetivos de fondo de la acción parecen ser los de crearle problemas al presidente chileno Sebastián Piñera y al mismo tiempo enrarecer el ambiente para cualquier discusión política seria entre una Unión Europea aquejada por graves crisis en todos los órdenes y una América Latina cada vez más unida e independiente. La activa participación de Suecia, un país al que cada vez más observadores reconocen como lacayo de los Estados Unidos, persigue probablemente el objetivo de presionar a los miembros de la Unión Europea que se sientan más inclinados a tomarse en serio la Cumbre. Sin embargo, las denuncias venezolanas de planes para atentar contra la vida del vicepresidente Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, hacen pensar que objetivos aún más siniestros pueden esconderse tras la trama.
Según la publicación chilena, los operadores del encuentro de reaccionarios que se darán cita en la actividad promovida por CADAL son:
– Lawrence Corwin, oficial de la CIA estadounidense plenamente identificado por los servicios de inteligencia cubanos, que estuvo estacionado en la isla entre 1998 y 2001;
– el diplomático sueco Anders Ingemar Cederberg, quien durante su estancia en La Habana entre 2005 y 2010 se dedicó a tiempo completo a la ingerencia política en la isla al punto tal de que las autoridades cubanas presentaron formales protestas ante su gobierno;
– Mijail Bonito Lovio, Secretario de Relaciones Internacionales de la entidad creada por la CIA llamada “Cuba Independiente y Democrática” (CID);
– la Coordinadora de Programas de CADAL, Micaela Hierro Dori;
– y, por último, unos 18 políticos de la ultraderechista Alianza Parlamentaria Democrática de América (APDA).
El Centro para la Apertura y el Desarrollo en América Latina (CADAL) es una red de ultraderecha basada en Buenos Aires, desde donde se dedica a realizar todo un trabajo muy intenso de propaganda y presión política contra Cuba, Venezuela y el ALBA.
Formado el 27 de febrero de 2003 en Buenos Aires, CADAL cuenta o ha contado entre sus filas a connotados personeros e ideólogos de la derecha continental con raíces en las dictaduras fascistas que asolaron al Cono Sur en los 70s, como el ex Jefe de Prensa de la dictadura uruguaya (y también ex presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa), Danilo Arbilla; a Hugo Martini, ex redactor de la revista Carta Política, órgano ideológico de la dictadura argentina y el ex Ministro del Trabajo de Pinochet, José Piñera, cuyo hermano Sebastián hoy es presidente.
A esta lista se deben agregar muchos otros nombres que harían este artículo demasiado extenso, pero no podemos dejar de mencionar al estratega del plan para causar la división étnica de Bolivia, el miembro del Consejo de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mark Falcoff, que en alguna ocasión ha brindado sus conocimientos de experto en los seminarios de CADAL. Otros nombres que no podemos dejar de mencionar: el ex candidato de la derecha venezolana José Manuel Rosales, el boliviano Jorge ”Tuto” Quiroga y el cubano Carlos Alberto Montaner.
CADAL tiene relaciones con todos los movimientos de la derecha recalcitrante en América Latina, pero llama especialmente la atención sus contactos con grupos como el Directorio Democrático Cubano y gente como Orlando Gutiérrez-Boronat, así como personajes como el protector de Luis Posada-Carriles, el ex-jefe de Migración de los EE.UU., Emilio Gutiérrez.
También llama la atención la relación de esta red con Suecia. En febrero del 2011 CADAL le dio al diplomático escandinavo Anders Ingemar Cederberg el Premio a la Democracia Comprometida por el servicio que prestó en Cuba, y además en abril de ese año lo llevó a Argentina para que rindiera informe en privado de su gestión desestabilizadora contra Cuba. De esa relación salió un libro de CADAL, financiado por la fundación alemana Konrad Adenauer, en el que Cederberg narra con total desparpajo su “heroicas” andanzas como agente disfrazado de diplomático en la isla socialista.
Sin embargo, el amorío entre CADAL y Suecia viene desde mucho más atrás, ya que uno de sus primeros financiadores fue el tanque de ideas de la patronal sueca, Timbro. Además, ha sido un cuadro de la derecha sueca, el ex-chileno Mauricio Rojas, uno de los fieles asesores de CADAL a lo largo de los años desde su posición en el “Consejo Científico” de la organización.
A pesar de Olof Palme, el reino de Suecia tiene muy mala imagen en Nicaragua, principalmente por la tristemente célebre actuación de la embajadora Eva Zetterberg que desde posiciones supuestamente progresistas, rutinariamente se metía en los asuntos internos del país comentando la política local como si fuese un político más en las filas del MRS.
A lo largo de los años hemos seguido la inexorable deriva de la Zetterberg. De Managua tardó unos cuantos meses antes de que le consiguieran el atractivo puesto de embajadora en Santiago. Ahora, Zetterberg y sus empleados, sin complejos de ningún tipo, se lanzan al ruedo con lo más granado de la Central de Inteligencia Americana y la ultraderecha continental. Triste carrera, la de esta señora, que de ser ardiente partidaria de la lucha armada en los 70’s se pasó al eurocomunismo en los 80’s, de ahí al ONGismo en los primeros años del siglo y ahora acaba en las más fétidas aguas del derechismo.
La maniobra de CADAL en Santiago fracasará porque nuestros pueblos están alertas. Son demasiado fuertes la corrientes de la historia que han roto con el aislamiento imperial a Cuba en América Latina y las que empujan la independencia de nuestra región.